abril 15, 2024 4:33 pm

Tras manifestación, liberan a los estudiantes de la BUAP detenidos

Durante la noche del miércoles 9 de noviembre de 2022, unos estudiantes miembros de la comunidad de la facultad de Ciencias Físico Matemático de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, fueron agredidos por diferentes elementos policiacos del ayuntamiento de Puebla, dirigido por Eduardo Rivera.

Según los estudiantes, Edgar y Leonardo asistieron a un Oxxo para hacer una compra, al ver que los productos (cacahuates) estaban dañados se negaron a pagar por la botana, cuando los empleados del Oxxo solicitaron auxilio de las autoridades municipales, y acusaron de asalto a los estudiantes.

Al llegar la policía al lugar, sometieron a los estudiantes, y acusaron de que traían un objeto punzocortante, sin embargo, ellos no traían nada.

En un vídeo se puede observar a tres oficiales presionando su espalda, y otro del cuello, uno de los jóvenes yace en el suelo, mientras que los espectadores intentan ejercer presión social a los oficiales mediante gritos y reclamos, por el uso excesivo de la fuerza, y le ordenan que pare, ya que el sujeto estaba en el piso y ya había sido sometido, además de que no era necesario golpearlo, sin embargo, ellos continúan.

Por si fuera poco, los estudiantes añadieron que a Leonardo no se lo llevaron inmediatamente, sino que se quedó ahí en la patrulla, y que los oficiales lo estuvieron torturando durante 30 minutos después de haberlo subido a la unidad.

Razón por la cual, estudiantes de la universidad decidieron ir a manifestarse enfrente del palacio municipal, para exigirle a Eduardo Rivera la destitución de los oficiales de policía, la liberación inmediata de Edgar y de Leonardo, y en caso de que se lleve un proceso legal en contra de los jóvenes, que sea justo y apegado totalmente a los lineamientos de la ley.

Ante esta exigencia, el alcalde Eduardo Rivera jamás salió a hablar con los estudiantes, únicamente mandó a personal de la Secretaría de Gobernación para gestionar una mesa de trabajo con los estudiantes inconformes, que, al no tener representación legal, entregaron únicamente un pliego petitorio.

Durante el mismo día de la marcha, en un esfuerzo mediático por inculpar a los jóvenes, empezó a circular en redes sociales una foto de una mujer policía, que según indica en la descripción, habría tenido marcas en su rostro por una agresión de los jóvenes, sin embargo, tal y como queda evidenciado en los vídeos, ninguno de los dos acusados traía consigo algún objeto punzocortante.

Un día después de la manifestación, durante la mañana de este 11 de noviembre, Leonardo y Edgar fueron liberados al no encontrar evidencia sólida de las acusaciones en su contra, sin embargo, la Contraloría Municipal infirmó que los acusados deberán restituir el daño a la tienda de conveniencia Oxxo, al igual que a los policías municipales.

Así que queda la duda, si la reparación de los daños al Oxxo sería comprar unos cacahuates que no estén maltratados y entregarlos, y si a la policía municipal se le deberá restituir la gasolina que ocuparon en mantener al auto encendido mientras torturaban a Edgar por media hora, según la información compartida por los manifestantes.

Cabe resaltar que decenas de jóvenes pertenecientes a la universidad manifestaron haber sido intimidados por la policía de Eduardo Rivera, y haber sido levantados por la misma, únicamente por sus aspectos físicos.

Además, entre los gritos se escuchaba exigir que el PAN saliera de la Benemérita Universidad, y que Eduardo Rivera renuncie de su cargo.