mayo 21, 2024 8:13 pm

¿Qué fue lo que salvó a Cristina Fernández Kirchner?

La noche del jueves 1 de septiembre, afuera de su domicilio, la vicepresidenta de Argentina sufrió un atentado en el que un hombre identificado como Fernando André Sabag Montiel le disparó, apuntando directamente a su cabeza. Según la información brindada por las autoridades judiciales de ese país, el arma es una pistola Bersa, calibre 32, automática, (cartucho 7.65 mm), y se encontraba en perfectas condiciones para perpetuar el acto; en el momento en el que el arma fue encontrada, tenía en el cargador 4 balas y una en la recámara, sólo esperando salir.  

La razón por la cual no salió el disparo, es porque André Sabag Montiel tuvo que haber jalado el gatillo dos veces, una para que la bala entrara a la recamara y otra que detonara la bala. Es decir al momento de acercarse a la servidora pública el arma tenía 5 balas en el cartucho, por lo que en el primer intento de detonación, Sabag logró que únicamente la bala se pasara del cartucho al compartimiento de la recámara, sin embargo al hacer ese movimiento y mostrar la pistola las personas alejaron de la vicepresienta al sujeto armado, frustrando el ataque y evitado la desgracia.

El detenido por intento de asesinato es un hombre de 35 años de nacionalidad brasileña sin antecedentes criminales en las bases de la Interpol.

En un cateo al domicilio del hoy detenido, dirigido por la policía de ese país, encontraron un total de 100 balas, una computadora con relación entre este personaje y grupos nazis que operan en Argentina, además de documentación que acreditan que André es de nacionalidad brasileña.